Insercoes em Circuitos Ideologicos







Cildo Meireles
instalación, 1970
click en la imagen para agrandar



Meireles ha sido siempre un artista comprometido con la realidad social brasileña. Su ciclo, Insercoes em Circuitos Ideologicos, utiliza elementos inertes que integran un flujo en permanente circulación, como billetes o envases retornables. Aunque se suponen inocuos, son invariablemente portadores de la ideología de su productor. Meileres añade mensajes reivindicativos en estos objetos y los devuelve a la circulación, tratando de variar su significado. El simbolismo de este montaje, que incluye tres de esos vehículos ideológicos, cerrados, tal y como son entregados al consumidor, pretende mostrar las diferencias de base entre las clases sociales.


por Fiasco. readvolution '07
dejar comentario

5 comentarios:

la misma dijo...

Me parece muy interesante y ardo en deseos de ver tus nuevos conceptos artísticos contemporáneos.

Brasas dijo...

Atención, pregunta:
¿Qué significa "comprometido con la realidad social brasileña"?

a)- Que ayuda a poner en marcha cooperativas con el dinero que ahorra, ó...

b)- Que utiliza para crear, promocionar y vender su obra los tópicos antiyankis de siempre.

Fiasco dijo...

Hola brasas, bienvenida tu reflexión

Lo decía en el sentido de que la temática de su obra aborda la realidad social brasileña. No me parece q se reduzca a tópicos antiyankis, ni que hable de los EEUU en particular, AV ha puesto como ejemplo eso de "yanquis go home", pero solo es un caso concreto, y además de la dimensión de los circuitos está la de la muestra en particular para la que usó los envases antes de retornarlos. Yo entiendo que esa muestra es una manera de hablar más allá de EEUU, que no suponen más que un préstamo iconográfico para su mensaje. Ahora, es una opinión

En que se gasta el dinero que probablemente tendrá en cantidades lo desconozco completamente, pero cuéntanos si lo sabes. Demasiadas veces resulta descorazonador la distancia del dicho al hecho

Brasas dijo...

Desconozco si es rico o nó y en qué invierte el dinero. Si se lo gasta en vicios o le gusta por ejemplo pasar el rato en su piscina con cuatro mulatonas (en plan Jesús Gil) yo sinceramente no vería mal el "hecho".
Lo que veo adocenado y quejica es precisamente "el dicho", el mensaje ese tipo canción-protesta.

Fiasco dijo...

está visto que coincidimos poco en gustos